Como elegir el tipo de césped artificial perfecto

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir un césped artificial?

El césped artificial está de moda y son muchos los que ya lo tienen instalado, y dentro de estos una parte por el gran desconocimiento del mismo han tenido diferentes problemas en su instalación.

Como en todos los sectores hay quién no tiene escrúpulos y vende por vender sin asesorar de lo que mejor necesita tu proyecto. Césped artificial hay de muchos precios, pero también de calidades.

El mismo césped no vale para ser instalado en un jardín, una piscina, una terraza o una rotonda urbana. En cada una de ellas hay que tener en cuenta ciertos factores y valorar los modelos de césped artificial que tengan aquellos que mejor se adecuan a nuestra necesidad.

Veamos las características del césped artificial a valorar para elegir el que mejor se adecua a tu instalación.

 

  • Tipo de instalación.
  • Frecuencia de uso.
  • Altura de fibra.
  • Cantidad de hilos por puntada.
  • Color y tonalidad similar al natural.
  • Dureza o suavidad.
  • Recuperación a la pisada (resiliencia).
  • Capacidad de drenaje.
  • Doble backing.
  • Base de la superficie.

¿El mismo modelo de césped sirve para todas las necesidades?

La pregunta no tiene una respuesta rotunda. El mismo modelo de césped con características similares no vale para todas las instalaciones posibles, pero en muchos casos si para algunas de ellas.

Lógicamente un césped de calidad media, una buena recuperación a la pisada, con un color y aspecto muy natural y una altura de 40mm podría instalarse en un jardín y alrededor de una piscina, pero no sería muy apropiado por estética y ahorro colocarlo en una terraza o balcón.

En el caso de instalaciones para piscina, además de buscar unas características similares a las de jardín, se busca que el césped tenga una suavidad extra al ser pisado con los pies descalzos.

Las instalaciones más comunes son: